Noticias

ACTUALIDAD JURÍDICA
NUEVA REGULACIÓN INDEMNIZATORIA

Los lesionados en accidentes de tráfico desde el 1 de enero recibirán indemnización de por vida.

Los familiares de las amas de casa reciban una compensación equivalente al de una persona con el salario mínimo interprofesional.

El 1 de enero de 2016 entró en vigor la nueva valoración de indemnizaciones de víctimas de accidentes que viene a sustituir a la normativa aprobada en 1995.

Entre las novedades, destaca la inclusión de los nuevos modelos familiares presentes en la sociedad actual, la consideración de las amas de casa o que las aseguradoras tendrán que pagar a la sanidad pública los gastos médicos de por vida que necesite un lesionado por accidente de tráfico.

Este texto sólo se aplicará a los siniestros que se produzcan a partir de la entrada de 2016 y ha sido elaborado por el grupo de trabajo o comité de expertos en el que están representadas las compañías de seguros, las asociaciones de víctimas, la fiscalía y la abogacía.

Entre los diferentes actores han elaborado un sistema de indemnizaciones que se va a distribuir en cinco grupos familiares formados por el cónyuge y los hijos, entre los que se incluyen también parejas de hecho; posibles cónyuges e hijos anteriores; padres; hermanos; y allegados.

Estos últimos son aquellas personas que han convivido familiarmente con la víctima durante un mínimo de cinco años inmediatamente anteriores al fallecimiento y fueran especialmente cercanos a la víctima, en parentesco o afectividad, como suegros, sobrinos o hijos de una actual pareja. Cada allegado percibirá una cantidad fija de 10.000 euros, según la tabla de indemnizaciones por causa de muerte.También es una novedad la inclusión de las amas de casa en el texto. Si sufren un accidente, sus familiares recibirán una compensación equivalente al de una personas que recibe el salario mínimo interprofesional.

«Las indemnizaciones de este sistema tienen en cuenta cualesquiera circunstancias personales, familiares, sociales y económicas de la víctima, incluidas las que afectan a la pérdida de ingresos y a la pérdida o disminución de la capacidad de obtener ganancias», señala el texto.

Además, en familias de más de dos personas la equivalencia se incrementará en un diez por ciento del salario mínimo interprofesional anual por perjudicado adicional menor de edad, discapacitado o mayor de 67 años que conviva en el hogar de la víctima sin que ese incremento adicional pueda superar el importe de otro medio salario mínimo interprofesional anual.Mientras, en los casos de lesiones temporales de personas con dedicación exclusiva a las tareas del hogar, se hará una estimación del valor de dicha dedicación desde el momento del accidente hasta el final de su proceso curativo o hasta la estabilización de la lesión y su conversión en secuela.

LAS ASEGURADORAS PAGARÁN DE POR VIDA

En cuanto a la cuantía de las indemnizaciones, destaca el caso de las víctimas con incapacidad permanente absoluta que va desde los 166 euros en el caso de que la víctima tenga 66 años o más y percibiera un ingreso neto de hasta 9.000 euros; hasta 2,3 millones de euros en el supuesto de que la víctima tenga 16 años y percibiera un ingreso neto de hasta 120.000 euros.Además, serán las aseguradoras quienes se ocupen de los tratamientos de la víctima de un accidente de por vida. Hasta ahora, sólo se ocupaban hasta el día de su curación o en el que finalizan las secuelas.

Sin embargo, los tratamientos derivados del accidente ‘a posteriori’, tales como infecciones o intervenciones quirúrgicas, lo soportaba el Estado. Algo que cambiará en 2016.Del mismo modo, existe la posibilidad de que, ante una accidente de tráfico, el perjudicado perciba la indemnización en forma de renta vitalicia en lugar de en un único pago, sobre todo, en los casos de menores o personas declaradas incapaces en que el juez lo estime necesario para proteger mejor sus intereses.

INFORMES PERICIALES

Con la llegada del año nuevo también entra en vigor un Real Decreto aprobado en Consejo de Ministros, a propuesta del ministro de Justicia, Rafael Catalá, por el que se regula la realización de pericias por parte de los Institutos de Medicina Legal y Ciencias Forenses (IMLCF) a petición de particulares en los casos de reclamaciones extrajudiciales por hechos relativos a tráfico.

Aquellos que vayan a hacer uso de este servicio, pueden solicitar la emisión de un informe pericial de valoración del daño corporal sufrido con ocasión de un accidente de circulación los perjudicados, entre los que se incluyen la víctima del accidente y, en caso de fallecimiento, el cónyuge viudo, ascendientes, descendientes, hermanos y allegados; así como las entidades aseguradoras, que deberán realizar una oferta motivada al perjudicado.

La solicitud pericial la podrán realizar la entidad aseguradora y el perjudicado de común acuerdo y a falta del mismo, podrá ser instada por la víctima. En ambos casos el precio público que se fije como contraprestación de la pericia será a cargo de la entidad aseguradora y, por tanto, gratuito para el perjudicado al que se le permite optar entre el IMLCF de su domicilio o bien el del lugar donde ocurrió el accidente.En todo caso, se solicitará el consentimiento informado y expreso de la víctima lesionada para cada prueba que se acuerde realizar, así como para el acceso a la historia clínica y para la cesión de datos a las entidades aseguradoras.

Fuente: Europa Press

4sp4n3adminACTUALIDAD JURÍDICA
NUEVA REGULACIÓN INDEMNIZATORIA

ESTADÍSTICAS 2015
CAUSAS DE INGRESO EN EL HOSPITAL NACIONAL DE PARAPLÉJICOS

El Hospital Nacional de Parapléjicos, centro que gestiona el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha registrado 275 nuevos ingresos agudos en el año 2015, un ligero incremento de pacientes respecto a las 271 entradas del año anterior.

Del balance del pasado año destaca el considerable aumento de ingresos por lesión medular de origen no traumático, que ha significado el 58% del total, ocho puntos más que en el pasado 2014; mientras que el porcentaje de lesiones medulares por causas traumáticas ha descendido hasta el 42%.

En cuanto al género, el 67% de hombres y el 33% de mujeres, no ha supuesto cambios significativos en comparación con los ingresos del año anterior. La edad media global se ha situado en 49 años.

Respecto al nivel de la columna vertebral donde se han producido las lesiones medulares la zona dorsal ha sido la más frecuente con un 51%, de ingresos seguida de las lesiones cervicales, 36%, y lumbosacras, 13%. La afectación de la médula ha sido completa en el 29% de los casos y en un 71% incompleta.

Dentro de las causas de ingreso no traumática, las enfermedades de origen vascular han representado el 14%, lo que ha supuesto un incremento de casi el doble respecto al año anterior, que fue de un 7,5%; los tumores con afectación de la médula han sumado el 12%, las complicaciones sobrevenidas en procedimientos médicos o quirúrgicos un 10%, las causas osteoarticulares o degenerativas un 8%, las inflamatorias o autoinmunes un 7%, las infecciones un 4% y por último las causas congénitas un 3%.

Las caídas superan de nuevo al tráfico
Un año más la lesión medular como consecuencia de caídas casuales ha superando al tráfico como principal motivo de origen traumático, una tendencia que arrancó en el 2010. Sin embargo, aunque las caídas han representado el 20% del total de entradas en el centro, su importancia relativa ha disminuido respecto al año anterior, que supusieron el 30%. De las otras causas traumáticas le siguen los accidentes de tráfico con un 12%, accidentes en actividades deportivas o de ocio (8%) y agresiones (1%).

Las caídas se producen en un mayor porcentaje en la calle o vía pública en un 35% de los casos, en el hogar un 29%, son accidentes laborales en un 15%, por intento de suicidio un 11% y en edificios un 11%. La edad media de los pacientes que ingresan por caída en el hogar es de 62 años, superior a la media global.

En los accidentes de tráfico están implicados los automóviles en un 50% de los casos y las motocicletas en un 32%. Otros casos son atropellos o están involucrados otro tipo de vehículos.

Dentro del capítulo de causas traumáticas cabe destacar el aumento de los accidentes en actividades deportivas o de ocio. En este apartado las principales causas son las zambullidas con un 39% y los accidentes con bicicletas, un 22%. Otras actividades que han generado entradas en el centro han sido son escalada, quad, kart, esquí, vuelo sin motor, rugby y buceo.

Los pacientes nuevos proceden de la totalidad de comunidades autónomas de España, con excepción de Galicia. Principalmente de Madrid (34%), Castilla La Mancha (23%), Castilla León (15%), Extremadura (6%), Murcia (5%), Valencia (5%), La Rioja (3%), Andalucía (3%) y Navarra (3%).

Fuente: Infomédula

4sp4n3adminESTADÍSTICAS 2015
CAUSAS DE INGRESO EN EL HOSPITAL NACIONAL DE PARAPLÉJICOS

ACTUALIDAD MÉDICA
AVANCES CIENTÍFICOS

«Las personas parapléjicas pueden volver a andar si se aplica mi técnica»

  • Almudena Ramón, científica vallisoletana pionera mundial en curación de lesiones medulares
  • Un cirujano británico logró que un enfermo medular lograra caminar con los resultados de sus investigaciones

Es la primera científica del mundo que consiguió que ratas parapléjicas volvieran a caminar. Tras concluir toda la experimentación científica y cumplir con los criterios que exige la comunidad médica y científica internacional para su aplicación a personas, el pasado mes de noviembre un cirujano británico logró que un enfermo medular volviera a caminar utilizando su técnica. El pasado jueves anunció en el club Siglo XXI las conclusiones de su larga investigación. Premio El Norte de Castilla por sus investigaciones, licenciada en Medicina por la UVA, doctora por la Autónoma de Madrid y consultora honorífica del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, ha trabajado en tres centros de investigación del CSIC, como ‘Visiting Faculty’ en el ‘Miami Project to Cure Paralysis’, del complejo Médico Hospitalario Jackson Memorial de Miami, y ha investigado en la Universidad de California (UCLA). Tiene tras de sí numerosas publicaciones científicas en prestigiosas revistas internacionales y comunicaciones en congresos y ha recibido numerosos premios por su pionero trabajo.

¿Podemos lanzar un mensaje de esperanza a los enfermos medulares?

Claro que sí. Las personas parapléjicas pueden tener la esperanza de volver a caminar si se les aplica mi técnica. De hecho, ya hay una persona que ha vuelto a caminar.

¿Cómo se inicia y por qué en la investigación de la lesión medular?

Cuando terminé la carrera de Medicina en la Universidad de Valladolid, estuve dos años en California donde entré en contacto con las regeneraciones de sistema nervioso. C uando regresé a España comencé a trabajar en el Instituto Cajal haciendo la tesis doctoral, no sobre lesiones medulares todavía, pero sí sobre la glía envolvente del bulbo olfatorio, que son las células que utilizamos para regenerar la médula espinal. Mi primer contacto con la lesión medular y el trasplante de glía envolvente para reparar lesiones de la médula espinal fue durante la estancia en el complejo Médico Hospitalario Jackson Memorial de Miami, en 1996 y 1997. En 1998 publiqué el primer artículo en el mundo sobre reparación de lesiones de la médula espinal.

Pero en 1994 también publicó el primer trabajo en el mundo sobre regeneración dentro del sistema nervioso central.

Sí. Fue el trabajo que culminó los experimentos de mi tesis doctoral. Pero mis trabajos sobre lesión medular directa comenzaron después de mi tesis doctoral.

¿Por qué se interesa en la reparación de lesiones medulares?

SOBRE ALMUDENA RAMÓN

Mientras estudié la carrera de Medicina en Valladolid, me llamó mucho la atención que el sistema nervioso central, lo que es la médula espinal, no regenerara espontáneamente después de que es lesionado, y que no hubiera capacidad de cura del sistema nervioso. Me dí cuenta de que los médicos eran muy buenos con los diagnósticos, pero había pocas patologías del sistema nervioso que podían curar. Ya lo dijo Ramón y Cajal hace más de cien años, que el sistema nervioso central no tiene capacidad de autorregeneración, por lo que las patologías que aparecen relacionadas con el sistema nervioso son muy difíciles de tratar. Cuando estudiaba la carrera no tenía pensado dedicarme a la investigación científica, pero cuando terminé y tuve la oportunidad de trabajar en un laboratorio en Estados Unidos entré en contacto con las regeneraciones de sistema nervioso.

¿Cuál es la principal aportación de sus investigaciones?

Cuando me pongo a investigar, veo que una parte del sistema nervioso central, el bulbo olfatorio, sí tiene capacidad de autorregeneración de fibras nerviosas. Quiero saber por qué en esa parte del sistema nervioso sí hay capacidad de regeneración y en otras, no. La razón es porque en el bulbo olfatorio hay unas células llamadas glía envolvente, que no aparecen en otras partes del sistema nervioso central donde no se regeneran. Me intereso por este tipo células, decido estudiarlo y descubro que tienen unas propiedades diferentes a las que había en otras células. Quise saber si trasladando estas células de una zona donde sí hay regeneración axonal a otras donde no la hay, podíamos trasladar también la capacidad regenerativa del bulbo olfatorio. Con esta hipótesis de partida, inicio unos estudios no directamente sobre lesión medular directa, pero sí sobre lesiones de nervios periféricos que introducen información dentro de la médula espinal, con lo cual estaba estudiando regeneración axonal dentro de la médula espinal, pero sin lesionar todavía la médula espinal. Era la primera vez que se consiguió regeneración de axones dentro de la médula espinal. A partir de estos resultados quise probar si estas células también funcionan en lesión medular directa. Mi mayor aportación está en intentar conseguir regeneración donde no la hay y que supondrá la base para poder curar las patologías del sistema nervoso.

¿Podemos decir entonces que las investigaciones sobre la regeneración medular están concluidas?

Efectivamente, la investigación a nivel científico ya está terminada, con toda la experimentación científica que existe en la comunidad médica y científica internacional para dar el paso a personas. La experimentación de laboratorio ha terminado ya.

¿Cómo se ha financiado esta investigación?

¿Le han afectado los recortes?

A todos los investigadores de este país nos han afectado los recortes.

¿Mantiene relaciones con asociaciones de enfermos medulares?

Yo suelo pronunciar bastantes conferencias divulgativas a personas con discapacidad porque pienso que las investigaciones que realizamos los científicos tienen que tener un retorno social. Las personas a las que van dirigidas nuestras investigaciones son las que tienen que conocer de primera mano los progresos que realizamos.

¿Está España a la cabeza en la investigación de la regeneración medular?

España está a la cabeza de la investigación con glía envolvente del bulbo olfatorio para reparaciones medulares.

Todos tenemos la sensación de que la medicina ha registrado importantes progresos en las últimas décadas. Sin embargo en lesiones medulares, parece que los avances no habían llegado muy lejos porque las personas parapléjicas seguían sin poder caminar.

La conferencia que pronuncié el jueves en el club Siglo XXI fue para anunciar que somos pioneros en una técnica que ha conseguido que un paciente parapléjico vuelva a caminar y que somos los primeros que hemos desarrollado esta técnica después de muchos años de investigación científica.

¿Sus aportaciones suponen por tanto un hito en la historia de la medicina?

Podemos decir que a partir de ahora existe un antes y un después en el tratamiento de las lesiones medulares.

¿Cree que ha recibido tanto en España como fuera de España el reconocimiento que se merece?

En el año 2000 me dieron la medalla de oro de la Comunidad de Madrid, precisamente por mis investigaciones pioneras con la glía envolvente para reparar la médula espinal. Tengo otros premios y distinciones por mi trabajo científico pionero. Y el reconocimiento internacional también lo he tenido. Por ejemplo, el comité editor de la revista norteamericana Experimental Neurology, una publicación internacional y de primer nivel mundial me invitó a editar un número monográfico sobre la temática de mi trabajo.

¿Cree que su investigación ha tenido el eco suficiente?

Cuando mi compañero británico consiguió que un enfermo medular volviera a caminar en noviembre del pasado año, se hizo eco la BBC y se publicó en revistas científicas. Con la conferencia del club Siglo XXI empezamos a dar a conocer nuestra investigación. Es normal que no haya tenido una divulgación masiva porque es ahora cuando lo estamos dando a conocer.

Fuente: Diario El Norte de Castilla

4sp4n3adminACTUALIDAD MÉDICA
AVANCES CIENTÍFICOS

EL ACCIDENTE DE MI MARIDO
EL PEOR DÍA DE MI VIDA

Todo comenzó un viernes, 11 de Enero de 2013, hace ya tres años, y todavía no puedo evitar llorar cuando recuerdo aquel momento en el que mi vida cambió  para siempre.

Las circunstancias que rodearon aquel momento no fueron las normales. A mí me avisaron del accidente de mi marido casi 6 horas más tarde y nadie me decía como estaba, excepto que lo habían trasladado a Albacete en helicóptero. Contacté con el hospital para que alguien me dijese como estaba, pero todo fue inútil. Nadie me diría nada hasta que no llegara. El camino de Arcas del Villar (Cuenca) a Albacete fue interminable y hasta que alguien nos informó, insufrible. Al fin alguien salió de una sala y nos relató  en las condiciones que había llegado mi marido y la situación en la que se encontraba en aquel momento. Diagnóstico: muy grave.

En aquel momento pasó toda mi vida como una película cuando la rebobinas. Sólo salió de mi boca: “¿Puedo verlo?” A lo cual me respondieron: “Por supuesto”. Me pasaron a  la  REA y allí se encontraba «dormido, conectado a muchas máquinas, con un aro que le unía la pelvis y las cicatrices de las operaciones, inmóvil, en silencio -con lo que a él le gustaba hablar-. Recuerdo que le cogí la mano, se la acaricie y comencé a llorar. Todavía cierro los ojos y puedo recordar aquel momento. Esto fue el comienzo de un año interminable.

Pasaron dos largos meses hasta que nos empezaron a dar buenas noticias. Todos los diagnósticos anteriores habían sido malos. Le empezaron a despertar y después nos pasaron a planta. Aunque no movía las piernas todo el mundo nos decía que era normal, después de más de dos meses sin moverse y lo malito que ha estado, era  el « síndrome del paciente postraumático». Todos nos lo creíamos.

Una mañana lo bajaron a hacerle una electromiografía y unas horas más tarde el Doctor que le había hecho la prueba subió a la habitación. Pasó y preguntó diciendo: “Luis y familiares”, para a continuación diagnosticarle que tenía una plexopatia bilateral lumbo-sacra y que debía ser trasladado en unos días al Hospital Nacional de Parapléjico de Toledo. Se dirigió a nosotros con: “¿Alguna pregunta?” Yo le dije: “Sí, ¿Qué significa eso?” Me contestó: Que su marido se va a quedar en una silla de ruedas el resto de su vida. Me quedé sin palabras, haciéndose en la habitación un silencio casi sepulcral.

Allí nos trasladaron, al Hospital Nacional de Parapléjicos, donde nos esperaba la Supervisora de la planta que habían asignado a mi marido. Tras acompañarnos hasta allí, me remitieron a la Trabajadora Social –donde acuden los familiares de los recién ingresados en el Hospital-, quien me indicó que en ese Hospital no estaba permitida la estancia nocturna de ningún acompañante y que, por tanto, nadie se podía quedar con su ser querido. Me proporcionaron al instante un mapa de la ciudad y una lista de lugares donde alojarse.

Estaba aterrada, tenía que dejar allí a mi marido. Me había ido sola, en ambulancia, acompañando a mi marido durante el traslado, con una simple mochila y un millón de incógnitas encima, a una ciudad que no conocía. Opté por sentarme a la salida del Hospital, tratando así de digerir lo que me acababan de decir –cuestión esta indigerible-. Cuanto más tiempo pasaba, más miedo me entraba. Sentí pánico, rodeada de gente en silla de ruedas, camillas en las que la gente se desplaza, ambulancias…

Pero reuní el coraje suficiente. Subí a la habitación para informar a mi marido de todo lo que me habían contado, intentando por todos los medios que no me notará lo asustada que estaba. Se  acercaba la hora de marcharme y no sabía dónde pasaría la noche, cuando apareció por la puerta de la habitación un sacerdote con una gran sonrisa que nos preguntó: “¿Sois nuevos?” A lo cual contestamos: “Si, hemos llegado hoy”. Se quedó mirándome y me preguntó: “¿Tienes ya dónde pasar la noche?”, respondiéndole firmemente: “No, no sabía que no nos permitían quedarnos con los enfermos; esto me ha pillado por sorpresa”. Él sonrió y me dijo: “No te preocupes, te voy a dar unos teléfonos de lugares donde te puedes alojar con unos precios muy económicos”. Más concretamente, me habló de Mocejón, un pueblo cercano a Toledo en el que había una Residencia para familiares de este Hospital y que además, incluía el transporte diario al mismo. También de una señora que alquilaba una habitación por noches. Parecía que aquello que hasta ahora estaba muy negro, se iluminaba.

Así, llegué a Mocejón, una Residencia en la que se alojaban personas que se encontraban en la misma situación que yo. Unos acababan de llegar, otros llevaban varios meses, otros volvían tras varios años… Gracias a todos ellos por todo lo que me ayudaron.

Hasta ese momento, y como es natural, sólo me había preocupado de la salud de mi marido, Luis, pero tras transcurrir más de  tres meses desde accidente, era momento de tomar decisiones de las cuales iba a depender nuestro futuro y el de nuestros hijos (nuestros pequeños, de 2 y 6 años de edad). Nos sentíamos perdidos, sin cabeza ni idea sobre temas legales, sin fuerzas… Nunca habíamos estado en una situación parecida ni conocíamos a nadie que la hubiera estado. Ante esto, cogimos confianza y preguntamos a gente del Hospital con vivencias parecidas a la nuestra, sobre posible profesionales que nos pudiesen aconsejar.

Tras varios días semanas, habíamos conocido a mucha gente con diferentes resultados:

  • Unos habían tenido suerte en encontrar a un buen Abogado y los resultados habían sido favorables.
  • Varios dieron con malos profesionales que ni siquiera les consiguieron la mitad de lo que les corresponde.
  • Otros perdieron las indemnizaciones por varias razones: Reclamaciones fuera de plazo, inexperiencia de los Abogados, derivaciones en otros profesionales sin escrúpulos…

Por suerte nosotros hemos sido de los que hemos encontrado a unos profesionales como la copa de un pino, que nos han ayudado desde el primer momento en todos los aspectos y que aunque no ha llegado a concluir esta etapa, los resultados que se esperan son prometedores. Gracias, por la ayuda que nos habéis prestado y por la profesionalidad.
Quisiera concluir, agradeciendo a todas las personas que de alguna manera nos han tendido una mano para ayudarnos a atravesar esta etapa tan difícil, a  aquellas que todavía nos acompañan y aquellas que esperábamos que estuvieran y no han estado, desearles que encuentren personas que les hagan muy felices.

 

Y para los que ahora se encuentran en esta etapa tan difícil MUCHO ÁNIMO Y CUIDADO

 

Fdo. Trinidad Devesa Ruíz

4sp4n3adminEL ACCIDENTE DE MI MARIDO
EL PEOR DÍA DE MI VIDA